Citroën C3 Aircross rediseñado: ¿que está cambiando?

El C3 Aircross tiene derecho a una nueva cara. Pero para el resto, los cambios son leves. El modelo estará en la carretera en verano.

Ha llegado el momento de un restyling para el C3 Aircross. El pequeño SUV de Citroën se está vendiendo bien, con 330.000 unidades vendidas desde finales de 2017. Sin embargo, el lavado de cara es visible. Si bien el C3 había evolucionado tímidamente el año pasado, el C3 Aircross tiene derecho a una nueva cara.

Sin embargo, como medida de economía, el fabricante se cuidó de no cambiar el capó, las barras LED superiores y los guardabarros. Pero el resto es suficiente para cambiar la apariencia del vehículo. La marca quiso regalarlo un aire más asertivo y maduro, con el fin de moverlo de categoría superior. El atractivo más serio atraviesa óptica principal más delgada, con LED. Para expandir visualmente el automóvil, están diseñados como una extensión de una entrada de aire, asociada a su vez con una rejilla revisada. La barra inferior se ensancha a los lados. Hay una boca nueva, resaltada por una pezuña gris plateada, que da sensación de robustez. Si la cara es nueva, ¡nada cambia en la parte trasera!

Citroën, por su parte, ha revisado las posibilidades de personalización. La carta de colores incluye siete tonos, incluidos tres nuevos: Kaki Grey, Voltaic Blue y Blanc Banquise. Hay dos colores de techo para elegir: negro o blanco. Los “paquetes de colores” todavía están en el menú, con dos nuevos colores: Naranja anodizado y Azul oscuro anodizado. Las inserciones de colores se encuentran en los extremos de la zapata delantera, en las tapas de los retrovisores y en el panel del cuarto trasero. Además de las contraventanas, hay una nueva decoración angular para ella.

En el interior, tres novedades. Hay una pantalla táctil de 9 pulgadas, que aporta un toque de modernidad, una consola central revisada y nuevos asientos, prometido más cómodo (con soporte reforzado y espuma más gruesa). El C3 Aircross conserva su práctica banqueta deslizante. No hay asistencia a la conducción nueva, pero el modelo ya tenía lo esencial (luces altas automáticas, reconocimiento de señales, asistencia de nicho).

Es el status quo bajo el capó. En esencia, tenemos las PureTechs de 110 y 130 CV, teniendo las más potentes la transmisión automática de 6 velocidades. En diésel, está la transmisión manual de 110 CV y ​​la transmisión automática de 120 CV. Todavía no hay electrificación Entonces. El modelo estará en concesionarios a partir de junio.

Me encantan los coches, me encantan los medios de comunicación, así que sintetizo los dos escribiendo en tarifaplananeumaticos. Admito que sigo siendo el bicho raro de la pandilla, porque prefiero tomar el teclado para compartir información que tomar el volante. ¡Que se adapta a mis locos compañeros de conducción!

Deja un comentario